.la.cadencia.de.la.duda.

 .

.

los muertos pulsan la noche

y el viento suena como un instrumento oxidado.

.

mis manos tejen un silencio lento y azul.

a mis pies, una cajita de renuncias.

.

.

me adormece la cadencia de la duda.

en mi pecho, una estepa blanca, inmensa,

los bolsillos llenos de paciencias

y el folio intangible

y el viento. 

.

.

señores, llevo el corazón herido de tiempo,

no me dejen caminar por ahí como si tal cosa,

protéjanme de la porosidad del día,

de este perímetro de tarde que se contrae

como espuma de cerveza.

.

.

.

 

 

 

8 thoughts on “.la.cadencia.de.la.duda.

  1. El Secretario

    Grandísima poeta. Después de tanto tiempo, alumbras de nuevo, manipuladora del viento, de las palabras y de los colores.
    Pesimismo y mucho dolor acumulado en poco tiempo. Deberíamos dejarte más tranquila.

    Like

    Reply
  2. Verónica

    Ya era hora de verte volver.

    Te protejo de la luz si me enseñas a lidiar con la sombra. El vértigo vuelve a agolparse en mi garganta, el temblor me viola las piernas.

    Te echo de menos (estúpidas frases hechas)

    A veces pienso que no eres poeta. Eres poesía.

    Like

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s